sábado, 31 de enero de 2015

Tu y Yo

De mi corazón 
y sus anhelos;
hay cosas que aún
no entiendo.

 ¿ Como he logrado amarte 
con la ansias de quien sueña
y espera de quién ama
la respuesta a su pasión?

No aspiro oro ni riquezas
ni un mundo dé fantasías 
donde la luna es de plata
y de oro los rayos del sol.

Mas bien quiero, y eso te pido
que acariciemos juntos
yo en tu cielo y tú en el mío 
la luna y su resplandor.

Que tu dicha sea la mía
y si lloro; sea de amor,
y mis risas, tú alegría 
y que la luz de tus ojos
se confunda con el sol.

No me preguntes porque 
te amo tanto;
más bien déjame quererte 
con las fuerzas de mi alma.

Y responde a mi llamado
si crees que puedes hacerlo
así como te amo yo.

No perdamos mas el tiempo
y vivamos el momento
si es que guardas en tu pecho 
un lugar para mi amor.

Y si me dices te quiero
yo te espero en mi camino
con los dos brazos abiertos
esperando que el destino
haga realidad nuestro amor.

No aspiro oro ni plata
de ti; lo que yo quiero
es sentir como me amas
y despertar al mañana
estando juntos los dos.

5 comentarios:

  1. Este poema me encanta... Es precioso, de verdad. Precioso...
    Gracias por compartirlo, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas Gracias Ginés, es un honor para mi recibir tu halago!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

AUTORRETRATO

Hablemos claro... yo no soy una sombra; soy un alma, con cuerpo y con memoria. Un destino en un mundo inalcanzable; la geog...