Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2014

El sexo de mis manos...

No se si sería un sueño o tal vez una pesadilla pero anoche mientrás dormía sentí que besaba tus labios Y tu me invitaste a amarnos todo empezó acariciandonos, y el deseo que se agolpa y yo siento que te amo; Y en silencio me desnudo y el silencio me responde y me posee iracundo y me mojo entre peldaños de aquél sexo de mis manos, sím el sabor de tus besos sín el olor de tu semen sín el calor de tus brazos, ¿pero sabes? hasta siento que gozamos.

GAVIOTA ADORMECIDA

Por tu vida te conozco gaviota adormecida y en tus ojos somnolientos se adivina la tristeza del recuerdo de tu vida.
Por tu vuelo se de tí y de tu ser que termina de los ecos que quedarón de una pasión... de un corazón que palpita.
De tu andar... y de tu loca carrera por la vida, solo tienes un tesoro la semilla que germina.
Y del eco de tu canto el sonido del silencio y el inmutable deseo del adiós.. que se resiste a la huída.
Por tu vida que es la mia... hoja del árbol sangre que brota roja como la mía, se de tu andar... gaviota adormecida.

NADIE ES CULPABLE

A nadie culpen de mi muerte en vida pues fué la vida, quién me llevó a la muerte. Qué sea mi vida la paz de un mar profundo que en manso oleaje divaga por el mundo. Y se agigante con el soplo del viento, y arrastre en vilo el suspiro del último momento, A nadien culpen de la fé perdida pués fué la fé quién me falló en la vida y en noches tristes relámpagos que alumbren aquél sendero y un callejón sín salida, A nadie culpen que morir yo quiero si muero en vida es porque así prefiero.

MUJER

Quién gozara mujer de tu belleza, y de tu místico encanto que enamora que comparo mujer a tu nobleza con la tenue fragancia de las rosas.
Quién pudiera ser tu de piel y alma,  alcatráz de deseos y venturas, regocijo de miles de aventuras más la calma del mar en su bravura.
Y mirarse en el cielo de tus ojos y robarle a tu boca un mar de besos, y tu risa gozar con embeleso cada noche cuándo sale la luna.
Quién pudiera ser templo de pasiones la dulzura de aquél que te acaricia, dibujar en los labios la sonrisa a pesar de sentir mil emociones.
Quién pudiera mujer ser como niña, y alegrar con su risa cristalina el comienzo de un fín que se avecina el otoño... donde mueren las rosas.
ME ABANDONAS
Me has dejado  al amparo de las sombras me has negado la dicha de adorarte de aspira de tu cuerpo tus aromas y tus labios, poder acariciarte.
Y de nuevo la angustia de perderte y esperarte hasta que llegue la aurora y en las tardes ocasos que pregonan de tu ausencia el deseo de amarte.
Sín embargo esbozo una sonrisa la esperanza se acerca a acariciarme desde el cielo una luz se asoma ilumina mi espera allá en la aurora.
Me has negado el deseo de besarte disfrutar de tu piel y tu linaje, se confunden el ansia y el sociego con el fébril deseo de esperarte.
Me has dejado al amparo de las sombras, me has negado la luz de tu mirada, ¿ y tu aroma ? que embriagara mi olfato ¿ y tus besos ? manjares que idolatro.