Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2016

TE ESPERO

Me quedo a esperarte como el ave a la esperanza, como la sombra desvanecida en la mañana, o como el grito de ansiedad en tu garganta. Porque no hay verdades que importen cuando el alma se encuentra contagiada. del mismo sentimiento, inconfundible, el que nace de tu pecho, el que nace de mi alma. Me quedo a esperarte con la misma entrega con que tu me lo pides, con la misma pasión que nace de mis versos y que otorga la verdad a las palabras.
Aida Alanís. Julio 298 2016

MORIR DE AMOR

Morír de mal de amor como mueren las rosas cuando les falta agua; como muere el pensamiento cuando se mete la luna y comienza la mañana.
Es como morír lento, como una suave sensación  de sucumbir entre tus brazos y tu fragancia, que mas que  enloquecer, mata.
Mas me hubiera valido no saborear nunca de la sabia de tus besos, que envenena, que se vuelve necesaria para seguir respirando el aire que se cuela  por mi ventana.
Morír de mal de amor es escuchar a lo lejos una suave música que hiere, que me confunde, en ver el cielo enrojecer como esa luz de aquélla vela que agoniza; pero que me hace tanta falta.
Morír de amor... es solo eso... un espacio donde la espera se hace muy larga.


MUDANZA

El viaje fué cansado hubo momentos en que me parecía eterno, a cada paso que daba se me hacía mas largo el tiempo.
Recorrer aquél camino como midiendo mis pasos ente el ayer de mi vida, y entre este presente incierto.
Sentía los pies cansados y sudoroso mi cuerpo; en mi mano...una maleta, llena de tantos recuerdos, unos malos, otros buenos.
Pero aquellos que dolían y laceraban mi pecho, me fuí dispuesta a dejarlos al final de aquel sendero.
Entonces cerré los ojos y retomé mi camino ya vacía la maleta y descansado mi cuerpo para volver a llenarla con gotitas de mis sueños.
AIDA ALANIS  Junio 30 2016 
                                                                Hay mudanzas que resultan muy cansadas,                                                                   pero cansa mas seguir cargando por siempre                                                                    con una maleta llena de dolorosos recuerdos.

PROYECTOS

A UNOS OJOS VERDES

Intensos y profundos cual mar embravecido, cargados de lujuria se posan en mi andar.
Desnudan la mirada sedientos de deseo detienen en mis labios su ansioso caminar.
Y bajo el terciopelo de sus largas pestañas, se les ve adormecidos  por el brillo del sol.
Aquellos ojos...verdes, inquietan mi sosiego, me embrujan toda el alma tus ojos verde mar.

Aída Alanís. 05  11  16

PROMESA INCUMPLIDA

Yo fuí primero en tu vida:
Lo dijeron tus palabras aquella tarde sombría que dejaste que volaran dejando una promesa incumplida.
Yo fuí primero que nadie:
¿ Oh me engañaron tus ojos? cielos en calma, lagos preciosos, azules como tu mirada.
    Aída
Lo se Aída...lo se.
y no sabes como me siento por dejarme arrastrar como hoja seca por el viento.
Pero no culpo al destino ni a mi propia vida, ni a tantas falsas promesas ni al amor de una falsía ni al enjambre de mentiras de las que fuí objeto un día.
Solo una espina  hiere mi pecho:
Haber faltado a tu alma y dejar esa promesa cuando te había expresado que tu eras  lo primero en mi vida, mi gran amada.
Y si algún sentimiento ella causó en mi alma, fué su tonta falsedad la que me hizo olvidarla.
                  Barbaro.
Derrochaste tu amor en otros mares, mientras que en mi corazón  de otra ilusión hacia derroche, sin embargo , esa paz de la que tu alma goza ha dejado una semilla en mi ser del amor aquél que ha podido florecer mas inten…

ME ABANDONO EN TI

Me abandono a tu amorcomo la luz a la tarde como la luna a la noche como la mar al oleaje.
Como la planta al follaje  o como el ave perdida que se posó en aquel nido que no han tumbado los aires.
Me abandono a tu amor porque así me lo has pedido , sin ninguna explicación  sin argumentos escritos.
Porque tú eres para mí  noche luz, calor y frío , la pasión de una mirada y los besos que nos dimos.
La entrega de nuestras almas en un camino prohibido sin embargo yo te amo a pesar de cualquier juicio.
Me abandono a tu amor a tus brazos, a tu boca, porque tú me lo has pedido.
        Aída Alanís      Abril 14 2016

DECIRTE ADIOS

Desde que te conozco, es la primera vez que se asoman a mis ojos unas gotas de llanto; - y un nudo en la garganta amenaza con ahogar mis emociones- porque este amor que guardo aquí en mi pecho es tan grande como tus mentiras piadosas.
Y a pesar de que quiero mantener ese cariño que ha crecido como el camino que nos separa y cada día se hace mas largo...
Solo me queda contemplar desde lo lejos como duele decirte adiós.
Aunque mi pecho sangre y mi alma se entristece, no me queda mas remedio que aceptar que nunca serás para mi.
AIDA ALANIS MARZO 26 2016

ENTRE SOMBRAS

¿ Como no has de vivir entre las sombras ? si habitas en mis noches en cada sueño que te nombra.
Porque llegas así : como la luna, y te vas con el alba entre humo y aroma.
¿ Y quién lo puede evitar ? ¿ Será el destino ? si has llegado a mi vida como una luz divina.
Con tu rostro escondido entre mil argumentos y el cantar de tus labios como pájaro en trino.
Sin embargo el amor que en ti se asoma no distingue de credos ni de sombras.
Solo vive en mi pecho y nunca duerme como el sol, que en la mañanas viene invadiendo con su luz mi alcoba.
¿ Como no has de vivir entre las sombras ? si eres luz, eres mar, y eres aroma.

AIDA ALANIS Marzo 19 2016

VIENTO

Es como cuando el viento se enfurece, y ruge y en su estrepitoso correr se lleva consigo todo aquello que viene a su encuentro.
Entonces, las horas se sienten interminables; y se apodera de ti un gran miedo, seguido de un silencio agotador.
Entonces ves como llora el día, y la noche se vuelve fría, y algunos caen al antojo de las ráfagas que se lleva consigo hasta los sueños, y los deseos.
Y las sombras bañan al alba para dejar el día mas opaco que aquel cristal que empañaron mis ojos cuando me hiciste llorar.
Entonces, todo calla; parece que a lo lejos se asoma un pedazo de cielo, y mi corazón tiembla de nuevo.
Y mi piel se achina, como si tuviera miedo de ver regresar el viento; aquel mismo que se llevó en su andar todo lo que vino a su encuentro.
Aída Alanís. Marzo 09 2016

OQUEDAD

Hay tardes como la mía que por tratar de pensar, sueño; y en cada uno de ellos veo como se muere el sol que derrite el hielo de mi alma fría.
También, hay noches obscurecidas por un manto siniestro, entonces duerme mi alma: - o tal vez murió por vivir dormida - y vuelven a volar mis pensamientos fuera de la habitación sombría donde muero poco a poco, como el viento.
Así, después de la noche - antes de morir el día- o la tarde, o el cielo; hay días sin consuelo ilusiones que no fueron concebidas y una imagen blanquecina que da vida a mi cara, en el espejo.
Aída Alanís. Febrero 21 2016


TU ME GUSTAS, YO TE GUSTO

A él, le gusta como soy : porque soy fuerte, como dama de acero; y eso le gusta.
Porque soy soñadora como toda mujer, y eso a él, le gusta.
Porque soy explosiva y no me dejo de nadie, y eso...le gusta mucho.
A él le gusta saber que necesito sentirme protegida; y eso, a mi me gusta.
Hoy me di cuenta que yo le gusto, porque le gusta oír de mi.
Saber donde estoy: porque quiere hacerme sentir su presencia.
Hoy me doy cuenta; que yo a él le gusto y él me gusta mucho mas.
Aída Alanís  2  20  2016