domingo, 25 de octubre de 2015

CONTRASTES

Como si supiera
que no era capaz 
de estar sola;
la soledad se acentuaba
invasiva como el agua
que corroe las paredes
de mi casa.

Como si adivinara
que a cada momento
las horas se hacen mas largas;
se apoderó de mi calma,
como una especie de frenesí
como si respondiera a mi llamado.

En contraste:
de otro lado de mi alcoba,
el calor de tu mirada;
la música de tus palabras
que llenaba los rincones
de mi habitación.

Tu presencia;
el aliado mas perfecto,
prometedor,
que hace erizar mis sentidos
sin apenas haberte conocido
aplastante;
como los rayos del sol.

Pero, estoy segura
que a pesar que me desarma
tu amor,
sigo sola...
en las cuatro paredes
que corroe el tiempo
donde la soledad asoma
cuando tu callas,
y ya no escucho tu voz.

Aída Alanís.
 Octubre 25 2015

1 comentario:

  1. Preciosos versos, Aida Alanis. La soledad cuando tú callas...hermoso. Besos y feliz semana, amiga.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

AUTORRETRATO

Hablemos claro... yo no soy una sombra; soy un alma, con cuerpo y con memoria. Un destino en un mundo inalcanzable; la geog...